Alcalde Gustavo Lobos visitó las obras de la Escuela de Lliuco

 

  • Como es su estilo en terreno, la principal autoridad comunal se dio un tiempo para recorrer el nuevo establecimiento y conversar con los niños y directora de la escuela.
Las lluvias del viernes se sentían con fuerza en los contenedores habilitados como salas y que albergan a los alumnos de la Escuela Rural de Lliuco desde el 2013, año en que un siniestro consumió completamente el recinto (y que significó un duro golpe para toda la comunidad educativa), lo que obligó a montar un recinto provisorio hasta que se pudiese construir un nuevo establecimiento.
Ya han pasado casi seis años y cada vez se ve más cerca la reposición de la escuela, cuya construcción a un costado de la actual, muestra un avance del 75% y que se espera sea inaugurado en el ciclo de inicio de clases, en marzo del 2020. El alcalde Gustavo Lobos pudo conversar con directora Jéssica Brule, saludar a los alumnos, para luego trasladarse a lo que será la nueva escuela.
Quien lo acompañó en el recorrido fue el residente de la obra, Valentín García, que presentó al alcalde los avances de las faenas, donde pudo apreciar los detalles como el revestimiento especial de aislación térmica y sonora con el que ya cuentan las salas, combinación de fibra de vidrio recubierta con celulosa, aplicada con mangueras a presión.
El alcalde destacó el trabajo que está realizando la empresa Ingarco, reflejada en la calidad de las terminaciones y detalles, que permitirán a los alumnos contar con uno de los establecimientos más modernos de la provincia, construcción de 2340 metros cuadrados, seis aulas más una de integración, con una capacidad de 144 personas, con una calefacción de turbopellet.
El edil expresó su satisfacción por cómo está quedando la escuela y que se suma a los movimientos que ya se pueden apreciar, con la presencia de maquinarias, para comenzar los trabajos de asfaltado del camino norte, que conecta con Linao.

También te podría gustar...