Alcalde recibió a comunidades indígenas para presentar proyecto de concesión de borde costero en el sector de Isla Aucar

  • La medida tiene como objetivo preservar el entorno, cautelando la biodiversidad y ayudar a que se transforme en un lugar de atracción turística.

Conformes se fueron las comunidades indígenas luego de la reunión que sostuvieron con el alcalde Gustavo Lobos, el representante del Centro de Estudio y Conservación del Patrimonio Natural, CECPAN,  Jorge Valenzuela y Álvaro Montaña geógrafo y asesor de comunidades indígenas, junto a  representantes de las mismas, para abordar la solicitud que realizará el municipio a la autoridad marítima y contarles del proyecto que buscar hacerse de la concesión del borde costero en la zona de la isla de Aucar.

Esta medida tiene como objetivo proteger la zona de humedales que existe en el lugar y que es parte importante de la biodiversidad de ese trascendental polo turístico para la comuna, ya que según estimaciones de las propias comunidades, en algunos fines de semana han arribado hasta 400 turistas.

A la reunión asistieron representantes de los pueblos originarios de la comuna, entre ellos Enia Esparza, presidenta de la comunidad huilliche Pelli Waiwén junto a Mery Nail Ulloa, Joel Loncomilla Mansilla y Eva Neipán Curipán; de la comunidad Arrayán de Aucar, Blanca Bahamonde Barría; de Newen Mapu, Olivia Unicahuin Silva, Patricia Santana Barría y Juan Osorio Unicahuin; mientras que de la comunidad Puchaye concurrió Rosa Hernández Cárdenas. También se sumaron a la mesa, Fabiana Mansilla del departamento de fomento y emergencias, Felipe Lineros de la oficina de pesca y Marjorie Olguín de la oficina de turismo, todas unidades de Dideco la municipalidad de Quemchi.

Al principio las comunidades se mostraron escépticas por la noticia, ya que ellos también están interesados en obtener la concesión del borde costero mencionado para efectos similares. Así, el alcalde Lobos explicó a los presentes los alcances de esta petición que hará el municipio, ya que el mayor objetivo es cuidar el medioambiente, considerando que es importante delimitar el espacio, para evitar por ejemplo, que automóviles se estacionen donde quieran. El edil enfatizó además que desea un Aucar abierta para todos, pero protegida, y que su deber es velar por el bien común de todos. Cabe destacar que ambas organizaciones pueden pedir la concesión, pero por temas legales, es más rápido que lo realice el municipio que la comunidad indígena.

En la misma línea fundamentó sus argumentos el director de CECPAN, Jorge Valenzuela, en que Aucar es un humedal desprotegido y no se ha hecho nada en años por cambiar esa situación. Para ello, la idea es crear una capa de protección y manejo de 60 hectáreas de la zona. Por su parte el asesor de las comunidades indígenas, Álvaro Montaña, expresó que quién está pidiendo la concesión marítima es un amigo, por lo que las comunidades pueden estar tranquilas.

Ambos profesionales coincidieron en lo fundamental que una entidad como el municipio realice esta petición, ya que que cuando se realiza una solicitud de concesión, en ésta debe estar especificado el motivo de la misma y qué es lo que se realizará con ella, por lo que mucho mejor que la actual administración se haga de los derechos con el fin de resguardar el humedal y darle un valor turístico, a que una empresa privada sea el que los obtenga.

También te podría gustar...