Clínica de Robótica del Liceo Abdón Cifuentes de Conchalí visita nuevamente Quemchi para impartir conocimientos a nivel local

  • Por tercer año consecutivo visitan La Tierra de Coloane para mostrar que los cálculos matemáticos, la física y las probabilidades se pueden aprender con ejercicios prácticos.
Ya se está convirtiendo en una tradición que los jóvenes del Liceo Bicentenario Abdón Cifuentes visiten Quemchi, para poder compartir con alumnos de las Escuelas y Liceo de nuestra comuna, con el fin de invitarlos a ver el mundo de la robótica como algo cercano y que pueda despertar su interés el día de mañana, en la Ingeniería, por ejemplo.
Esta especial relación que se ha generado entre el Municipio y el establecimiento educacional de la capital, ha permitido que en estos tres años, los niños quemchinos conozcan realidades diferentes; estos jóvenes santiaguinos han recorrido Chile y visitado países como Japón y Uruguay, lo que les permite transmitir esas experiencias, sumado a que los pequeños puedan ir adquiriendo habilidades en comunicación, enfoque y solución de problemas, trabajo en equipo, entre otras habilidades sociales.
El alcalde Gustavo Lobos estuvo presente en la simbólica ceremonia en que se premió la participación de los alumnos locales, representantes de las escuelas de Lliuco, Montemar, Aucar y Liceo Polivalente; cada uno de ellos recibió un diploma que certifica lo aprendido en estos talleres.
Para la principal autoridad comunal, esta iniciativa es muy importante por lo que significa que los niños se empapen y se interesen por la robótica y las matemáticas, expresando su admiración por cómo se llevaban a cabo los ejercicios y lo entretenido que debe ser para los escolares el vivir estas experiencias.
Asimismo el profesor Marcelo Pacheco Zapata, coordinador de robótica educativa, agradeció la hospitalidad del alcalde Lobos y el equipo municipal, que les permite traer esta clínica a la comuna, indicando que siempre que ellos viajan por el mundo, comentan en cada lugar, que su visita a Quemchi es algo inolvidable como experiencia de vida.
Como una forma de compartir y cerrar esta clínica, la magia no solamente de la robótica se hizo presente en el internado, puesto que el show de ilusionista Sebastián y el mago Wilson, llevaron alegría a los niños participantes de la actividad. La comitiva santiaguina permanecerá unos días más en Quemchi para poder recorrer y conocer un poco más de los paisajes que les han maravillado de la Tierra de Coloane.

También te podría gustar...