Juzgado de Ancud falló a favor de la Municipalidad de Quemchi

Los docentes  demandaban el pago de 187 millones de pesos por concepto de bonos supuestamente no cancelados por la alcaldía.

Un importante hecho en lo jurídico para el municipio de Quemchi, ocurrió el pasado jueves 7 de junio, ya que el Juzgado de Letras de Ancud, rechazó la demanda interpuesta por un grupo de 41 profesionales de la educación, que reclamaban el pago del llamado Bono Proporcional, correspondiente a Ley 19.933, que establece un bono que se calcula de manera proporcional en relación a las horas trabajadas por cada docente. Esta ley, en su artículo primero, (vigente hasta marzo de 2016) establecía mejoras en las remuneraciones de los profesores de colegios particulares subvencionados.

La demanda presentada por los profesores sostenía que el municipio les adeudaba dineros entre los periodos 2012 al 2016, sustentando su argumento en una sentencia por parte de la corte suprema, que el año 2016, que consideró que bajo un principio de igualdad, este beneficio también debía aplicarse a los establecimientos municipales.

Historia de una batalla legal

Ya hace unos años, educadores de todo Chile comenzaron a demandar a las municipalidades, para que les pagasen dicho Bono.  Y los tribunales, en algunos casos, acogieron dichas demandas.

Incluso la Contraloría General de la Republica (ente que regula las actividades municipales), en sucesivos dictámenes desde el año 2010, tuvo que pronunciarse al respecto, declarando que dicho bono era sólo para el sector particular. Ante ello, ninguna municipalidad de Chile canceló dinero alguno. Al mismo tiempo, instrucciones de la Dirección del Trabajo, en este mismo sentido, aclaraban que dicho bono no debía ser pagado por las Corporaciones de Educación Municipales, sino sólo por los sostenedores de establecimientos particulares subvencionados.

Ante toda esta evidencia, el tribunal ancuditano sostuvo su argumento para rechazar la demanda, en cuanto a que el espíritu e historia de la ley 19.933, siempre estuvo en aplicar el beneficio, a los establecimientos particulares subvencionados y que fallar algo contrario sería “forzar a la ley procedimental laboral a tener efectos que ésta no pretende: crear obligaciones cuya fuente es la ley” dejando así como única vía para lograr estos beneficios en manos del Ejecutivo y el legislativo.

Ante esta resolución el alcalde Gustavo Lobos se mostró contento por el fallo: “Eso nos tiene muy satisfechos, pues nos permite seguir trabajando, con tranquilidad, destinando los recursos que demandaba ese grupo de profesores, en favor de los estudiantes de todos los establecimientos de la comuna de Quemchi”, concluyó la autoridad comunal.

También te podría gustar...