Quemchi celebró y reconoció a sus dirigentes sociales

  • Las actividades conmemorativas del día del dirigente social y comunitario se llevaron a cabo este lunes en el quincho municipal.

Fue durante el gobierno del ex presidente Eduardo Frei Montalva, que los dirigentes sociales lograron ser reconocidos legalmente, cuando un 7 de agosto del año 1968, se promulgó la ley que les permitió organizarse y conformarse como juntas de vecinos y así poder, de manera institucionalizada, articular la relación entre la comunidad y el Estado.

Así la Ilustre Municipalidad de Quemchi quiso distinguirlos con una ceremonia realizada este lunes 13 de agosto, en donde fueron destacados en representación de muchos, seis de ellos de diversas organizaciones comunitarias: Don José Nancuante de la Junta de Vecinos Quicaví pasaje 2, la señora Margel Barría Hernández del Club Deportivo Atlético de Aucho Frontera, Don Eleazar Barría Barría de la JJ.VV. Pido Metrenquén, Don Emérito Navarro Bahamonde de la JJ.VV de Choen, la señora Maritza Bustamante Barrientos del Comité de Salud Vista del Mar de Lliuco y Don José Barría Maldonado de de la JJ.VV. Quicaví Pasaje 2.

Todos ellos fueron galardonados en una ceremonia encabezada por el alcalde Gustavo Lobos junto a los concejales Danilo Gómez, Francisco Millán, Javier Ugarte, Saúl Naguil, Cristina Ampuero e Ingrid Barría. Los condecorados fueron pasando uno a uno mostrándose una presentación donde se narró su trayectoria de servicio público, siendo aplaudidos por sus pares y las autoridades.

Todos los destacados se mostraron sorprendidos y agradecieron tanto al alcalde como al Honorable Concejo Municipal, este reconocimiento en vida de su labor a la comunidad. Así también el edil de Quemchi subrayó la importancia del dirigente en la comuna, ya que indicó que son ellos los que transmiten las necesidades de los vecinos y es gracias a ello que las necesidades pueden ser identificadas y asistidas.

Asimismo, les invitó a trabajar unidos para poder hacer de la comuna un lugar con igualdad de oportunidades para crecer y desarrollarse, luchando todos por un solo objetivo: llevar el progreso a todos.

Luego de la ceremonia, los presentes fueron agasajados con un regalo especial; un cuadernillo del dirigente social y comunitario que posee en su interior información de programas sociales de Gobierno a los que las diferentes organizaciones pueden postular. Este significativo obsequio fue entregado por la máxima autoridad comunal y los concejales a cada uno de los asistentes. Luego todos pudieron disfrutar de un  almuerzo de camaradería que cerró una tarde en que se ponderó la noble misión del dirigente como un bien moral de nuestra sociedad, que aún permite visibilizar que hay personas que trabajan desinteresadamente por el prójimo y que buscan el bien colectivo por sobre el individual.

También te podría gustar...