Simplemente mágico

No hay otra palabra para describir la noche vivida en el Parque Municipal de Quemchi, el show de Víctor Heredia fue un lujo y un honor para las más de 500 personas que pudieron presenciar a un artista de la talla del cantautor argentino.

Fue una noche que puede que no se haya vivido nunca antes en nuestra comuna, uno de los exponentes más relevantes de la música folclórica latinoamericana estuvo presente en Quemchi, en el marco del XXII Festival de Tradiciones y Costumbres Chilhué 2018.

Cuesta explicar la trascendencia de este cantante para las generaciones actuales, pero en el contexto de lo que es la música de protesta en los años 70´s hasta los 90’s, es por lejos unos de los máximos referentes del rock y la cultura popular de américa latina. Sus canciones son fruto de las vivencias de una época difícil durante la dictadura trasandina y que solidarizaban con quienes sufrían las mismas penurias con los demás gobiernos de facto en Sudamérica, sus melodías pueden ser refrendas con las palabras que esbozó alguna vez Julio Martínez Pradanos, “un canto a la vida, un canto a la dicha y un canto al amor”.

Heredia pisó el escenario a eso de las 23:00 horas, vestido de negro, su cabellera blanca y pasos suaves, generaron un ambiente de incredulidad en quienes pudieron estar ahí; quizá no se podía procesar tamaña presencia en el tablado del Parque Municipal. Sonaron los primeros acordes de “Ojos de Cielo” para que la magia comenzara a fluir y llenar la atmósfera de una calidez y a la vez sobria, elegante y potente puesta en escena.

La química fue inmediata, su voz inconfundible hizo viajar en el tiempo a los fanáticos que escucharon atentamente cómo surgió la inspiración para uno de sus clásicos “Bailando con tu sombra” y luego se vinieron “Razón de Vivir” entre otras, para cerrar con “Sobreviviendo”, 50 años de trayectoria se hicieron notar con cada acorde.

Durante un poco más de una hora, la fría noche Quemchina se hizo cálida gracias a la presencia de Víctor Heredia, que posterior a su presentación señaló que lo íntimo de su show fue muy cercano a un café concert al aire libre, para él fue una felicidad ver cómo la gente acompañaba sus canciones con sus letras completas y de saber que sus temas han calado profundo en el corazón de los chilenos. Por último se mostró muy contento de haber estado nuevamente en Chiloé, ya que en cada una de ellas ha podido conocer nuevos lugares y maravillarse con sus paisajes, “sinceramente hoy disfruté mucho de esta posibilidad de venir a cantar aquí a Quemchi” puntualizó.

También te podría gustar...