Viejito Pascuero recorrió la comuna llevando alegría y regalos a los pequeños

  • Durante dos semanas el abuelito preferido de los niños, llevó a sus ayudantes para que le asistiesen en una importante misión como es que todos los niños de Quemchi recibieran su regalo de navidad.
La entrega de regalos en el Cesfam de Quemchi fue el punto cúlmine de una linda jornada que se replicó en los sectores insulares, rurales y urbanos de nuestra comuna, donde los niños esperaron con ansias el paso del viejito pascuero y que vieron recompensada su espera con juguetes, pero por sobre todo con el cariño que el embajador de la navidad les entregó, escuchando sus peticiones y deseos para el año 2019.
Todo comenzó el lunes 3 de diciembre, cuando la delegación encabezada por el viejito pascuero y acompañados de sus ayudantes, jefa de gabinete Patricia Mansilla y en algunas ocasiones la primera dama comunal Karla Galarce y la directora de Dideco Elizabeth Guala más personal municipal, comenzaron la gira en la Isla Tac, visitando a los pequeños de la Escuela Rural de la ínsula, en la sede social del Club Deportivo Navegante, para luego dirigirse a las Escuelas de Mechuque, Añihué y Cheniao.
La semana prosiguió con la entrega de presentes en las Escuelas Rurales de Aulín, San José, Metahue, Coneb, Maluco y Nayahué, para continuar el periplo en Caucahué Queler, Morrolobos, y Quinterquén. Como se puede apreciar, la comitiva navideña recorrió en primer lugar las islas de la comuna, para luego recalar en el sector urbano y recorrer las Escuelas Francisco Coloane, Colegio Santa Ana y Jardín Regalitos del Cielo (Jardín Pulgarcito fue entregado posteriormente por el paro de funcionarios). La semana concluyó con el arribo del viejito pascuero a la Escuela Básica Mil Paisajes, Aquelarre de Quicaví, Rural de Montemar, Rural de Choen y las Postas de Quicaví y Aucar.
En tanto, ya el martes 11 de diciembre, fue el turno de los colegios de Pido, Lliuco, Aucho, Huite y la Posta de Lliuco, para concluir la jornada con un gran cierre en el Cesfam de Quemchi, que se vio lleno de pequeños junto a sus padres y familiares, con un show que al igual que en todo el recorrido por la comuna, fue acompañado del encargado de la diversión, Carlos Zamorano, que con globos y alegría, hizo amena la jornada y llevó entretención con juegos para los dueños de la navidad.
El alcalde Gustavo Lobos se mostró muy contento por poder llevar la alegría a los pequeños de la comuna, destacando el compromiso del equipo municipal para llegar a cada punto, con la satisfacción de cumplir con los niños y ver cómo en cada sector, muchos salían a las rampas a esperar con ansias al viejito pascuero, subrayando que el principal propósito de todo este despliegue estaba cumplido: obtener una sonrisa en el rostro de cada niño y niña de Quemchi.

 

También te podría gustar...